Las fuerzas del cielo caen estos días en forma de meteoritos, bólidos, chatarra espacial, estrellas, etc

El enorme bólido por la península ibérica, otro por Río Turbio y El Calafate, un destello con estruendo en AMBA, aureolas boreales y lluvias de estrellas cayeron del cielo

Ciencia 23/05/2024 Giani Giani
foto11

Una serie de fenómenos meteorológicos, astronómicos, cósmicos y solares que se sucedió estos días atrajo la atención científica, y fue captada por fotógrafos y camarógrafos.

Hasta pasó raudamente en el cielo sobre Valparaíso la cola del cometa Halley, lo que no volverá a ocurrir hasta 2061.

Al final, no había sido un meteorito, como se especuló en un primer momento, una enorme bola de fuego que sobrevoló el fin de semana último España y Portugal a 162.000 km/h. Podría tratarse de un fragmento de cometa.

foto10

Los cometas son masas congeladas de hielo, polvo y rocas, unidas flojamente. Constituyen restos de la formación del sistema solar hace unos 4,6 mil millones de años.

Simultáneamente, al otro lado del Atlántico, un bólido luminoso había atravesado el firmamento de Río Turbio y El Calafate, en el sur argentino.

En AMBA el lunes, un destello de luz y un fuerte estruendo surcaron el espacio.

Y, en tanto, en otras latitudes aparecieron auroras boreales policromáticas, consecuencias de la tormenta geomagnética más extrema que el sol produjo desde 2003.

La sucesión de apariciones de bólidos y llamaradas provenientes de la bóveda celeste remitió a una cita del libro de los Macabeos, que hace referencia a la revuelta de un movimiento judío de liberación contra el ejército de invasores griegos en el año 166 a.C. y fue popularizada por el presidente Javier Milei, cuando dijo: “El triunfo en la guerra no viene de la cantidad de soldados, sino de las fuerzas que vienen del cielo”.

Llamaradas solares
La actividad solar geomagnética acapara durante varios días la atención de las redes sociales

Los fotógrafos y “cazadores” de auroras del proyecto Aurorasaurus de la NASA registraron imágenes impactantes del fenómeno durante la tormenta geomagnética más extrema desde 2003, que culminó con una aurora boreal visible durante las noches del pasado 10 y 11 de mayo.

Los compuestos atmosféricos que se encuentran a diferentes altitudes influyen en el color de la aurora.

En una imagen de la provincia canadiense de Saskatchewan se apreció el cielo iluminado de colores que iban de la gama del amarillo, pasando por el verde hasta el morado.

En otras fotografías predominan los verdes, azules y violetas.

También en mayo se ve un espectáculo celestial único: la lluvia de estrellas Gamma Leónidas. Este evento astronómico, conocido por la ciencia debido a su carácter misterioso y poco predecible, es una invitación para todos los observadores del cielo.

La lluvia de meteoros Gamma Leónidas de mayo 2024 constituye una oportunidad única para observar las estrellas de una forma maravillosa, conectando con la naturaleza y la belleza infinita del universo.

Destellos de luz de la lluvia de estrellas Eta Acuáridas representará el evento astronómico cuyos meteoros están asociados al cometa Halley.

La lluvia de estrellas Gamma Leónidas es un recordatorio de la grandeza del universo, y observarlas en una de estas noches de mayo será para los amantes de la astronomía un momento tan misterioso como inolvidable.

Bólido cargado de magnesio
En tren de esclarecer enigmas, la Agencia Espacial Europea identificó el objeto que voló sobre la península ibérica el sábado y resultó ser un bólido con alto contenido en magnesio que sobrevoló España y Portugal a 45 mil metros, a 162.000 km/h, y acabó desintegrándose sobre el océano Atlántico a una altura bastante baja de 60 km.

La cámara de bólidos de la Agencia Espacial Europea (ESA) había detectado el objeto desde Cáceres el sábado a las 22:46 UTC; las 0:46 del domingo en la España peninsular.

La Oficina de Defensa Planetaria de la ESA estuvo analizando el bólido y cree que era un pequeño trozo de cometa que acabó desintegrándose en la atmósfera terrestre.

De acuerdo con el análisis del CSIC, el bólido de origen cometario impactó contra las capas más altas de la atmósfera con una trayectoria muy plana, de 10 grados sobre la horizontal, lo que aumentó su brillo y visibilidad.

También se cree que tenía un alto contenido en magnesio por su color azulado.

La tonalidad azul de algunos bólidos puede deberse a la presencia de minerales ricos en magnesio, como la olivina y el piroxeno, que son comunes en estos objetos extraterrestres.

AMBA
La noche del lunes fue testigo de un espectacular evento astronómico que dejó a muchos residentes del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y la región central del país asombrados.

Un bólido atravesó el cielo nocturno, creando un destello de luz y un fuerte estruendo que fue ampliamente percibido.

El fenómeno fue captado en dos videos publicados en la red social X de Tiempo AMBA, donde se puede ver y escuchar el paso del bólido.

Las imágenes muestran cómo el objeto celeste se desplaza rápidamente, iluminando el cielo nocturno antes de desintegrarse.

La diferencia entre los meteoros comunes y un bólido, que es un meteoro de gran brillo que se desintegra en la atmósfera terrestre, es la luminosidad y la espectacularidad de su aparición, a menudo acompañada de un estruendo sonoro, conocido como “explosión sónica”.

Los bólidos pueden ser visibles durante varios segundos y su brillo puede ser superior al de la Luna llena, convirtiéndolos en un espectáculo impresionante y digno de observación.

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email