Denuncian que en un boliche discriminan a las "gordas"

CAPITÁN BERMUDEZ: Una joven de 25 años relató que el fin de semana pasado no la dejaron ingresar a una disco de esa localidad por su apariencia física.

Información General 14/02/2023 Claudia Claudia
morajpg

"El sábado quisimos entrar al boliche Mora con mis amigas y no nos dejaron. Porque soy gorda. Sí, 2023 y no me dejaron ingresar a un boliche por ser gorda. Nos pusieron miles de pretextos hasta decirnos que mis amigas sí podían ingresar, e inventando otros por el cual yo no". Con este mensaje acompañado de una foto del lugar una usuaria de la red social Twitter denunció el acto de discriminaron que sufrió en esta disco de la vecina localidad de Capitán Bermúdez. En un puñado de horas su posteo tuvo más de 600 mil reproducciones, y cosechó una catarata de comentarios de personas que vivieron situaciones similares y que manifestaban su solidaridad.
Agus hizo un hilo en su posteo para dar detalles del momento que le tocó afrontar en la puerta del boliche Mora: "Cuando le dimos los nombres nos dijeron que la lista no existía, y mi prima había ingresado de esa manera. Después argumentaron que las listas habían cerrado. Igual pedimos pagar la entrada, y nada. Mientras tanto todas las chicas pasaban sin problemas".                                                                                          En ese sentido contó que "se nos reían en la cara. A otra chica le hicieron lo mismo y tuvo que salir una persona de adentro para que pueda ingresar. En un momento salió un relaciones públicas y mis amigas le preguntaron si podíamos entrar. Dijo que ellas sí, pero yo no porque ya que había tenido problemas, cuando fue la primera vez que fui a ese boliche".

"Cuando le dijimos que era la primera vez en ese lugar empezó a decirme que era una «irrespetuosa», cuando sólo nos habíamos quedado en un costado tratando de hablar con alguien para poder ingresar debido a que no conocíamos a nadie", agregó.
Y continuó: "Tengo 25 años, y es la primera vez que me pasa esto. No estoy triste ni nada porque sea lo que sea, yo me quiero tal como soy. Pero el odio, la bronca y el mal momento que nos hicieron pasar no tiene nombre. Las ganas de hacerle quilombo y «bardearlos» no faltaron, pero preferimos irnos calladas la boca a otro boliche. Me contaron que a muchas personas se lo hacen. Nunca me pasó, y espero que no me vuelva a pasar".

"A ninguna persona la tendrían que humillar de la manera que lo hacen por no se «flaca». Ojalá no le pase a más nadie ni por ser gordo, flaco, negro, petiso ni por la clase social", sentenció Agus.

La discriminación que viven las personas gordas va desde no encontrar ropa adecuada porque la ley de talles no se aplica hasta que no la dejen pasar en un boliche bailable. Y aunque lo último parezca una locura, sucede cada fin de semana en discos y boliches de todo el país.

Qué es la gordofobia
La gordofobia es el odio, rechazo y violencia que se ejerce sobre los cuerpos de las personas gordas por estar fuera de la "norma”. Es una forma de discriminación basada en la creencia de que hay una única forma de cuerpo “ideal” a la que todas las personas deben ajustarse.

La discriminación a personas gordas sustenta y reproduce el prejuicio de que las personas son gordas por falta de voluntad o por descuido, por no hacer el esfuerzo suficiente para ser flacas. Desde esta perspectiva, el peso se asume como una expresión de la personalidad, y al mismo tiempo como un supuesto indicador de salud que bajo el argumento del cuidado, termina fortaleciendo el rechazo social.

Todos los prejuicios y estereotipos gordofóbicos niegan la diversidad corporal existente y la multiplicidad de factores que inciden en la forma de los cuerpos, tales como: las condiciones económicas, culturales, genéticas, educativas y sociales. Además, este tipo de discriminación se encuentra fuertemente vinculado a los mandatos de género.

El prejuicio que recae sobre los cuerpos gordos también está relacionado con un estereotipo de dejadez, desinterés, improductividad, depresión, entre otros. Es así que la discriminación hacia las personas gordas, entonces, no solo excluye y obstruye derechos, sino que también -al estar relacionada con el modelo hegemónico de belleza y normalidad- refuerza la estigmatización de la diversidad corporal, generando culpabilización y malestar en la mayoría de las personas.

El Instituto Nacional contra la Discriminación, Xenofobia y el Racismo tiene en funcionamiento las 24 horas todos los días la línea telefónica gratuita: 0800-999-2345. En Rosario, la delegación local atiende en el teléfono 341-5885505.

 Discriminar por el aspecto físico está fuera de la ley y debe ser denunciado.

Te puede interesar
Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email