Jugó a la quiniela, cometió un insólito error y ganó 41 "palos"

El afortunado apostador cometió una equivocación mientras jugaba a una lotería. Sin embargo, esto hizo que se llevara el premio más grande de su vida.

Curiosidades 13/06/2024 Claudia Claudia
3_1_crop1718289308845.png_1833193316

Si bien el hecho de ganar la lotería ya es un hecho destacado en sí, lograrlo bajo alguna circunstancia inesperada o atípica enaltece aquella victoria sobre el azar. Esto sucedió con un hombre que jugó a la quiniela, cometió un error insólito y terminó ganando más de 41 “palos”.

El hecho sucedió el pasado 5 de junio en la ciudad de Baltimore, Estados Unidos, cuando un hombre jubilado jugaba al Keno, su juego de lotería favorito, pero un inesperado descuido al momento de apostar hizo que ganara el premio más grande de su vida. 

Quiniela: ganó más de 41 “palos” por una insólita equivocación

El hombre oriundo de la ciudad estadounidense de Baltimore se convirtió en noticia por haber ganado $32,000 dólares (en nuestra moneda nacional equivale a unos $41,120,00 millones de pesos) en la lotería de manera inesperada. Según informaron los funcionarios de la Lotería de Maryland, el hombre es un camionero retirado que se encontraba en un bar del vecindario con amigos cuando se enteró que había ganado la fortuna más grande de su vida.

Juegos de quinielas

El afortunado jugaba su juego favorito, Keno, en North Point Liquor and Bar, cuando pagó por un boleto de 10 números, que incluía 10 juegos a $4 cada uno, y añadió un multiplicador de bonificación sin darse cuenta de que esto aumentaría significativamente el precio del boleto.

Cabe destacar que el Keno es un juego parecido a la lotería o al bingo, en el cual los jugadores suelen seleccionar de 1 a 20 números y marcarlos en un boleto con una matriz que contiene 80 números (del 1 al 80); a diferencia del bingo, que tiene un costo fijo para cada cartón y la ganancia está predeterminada desde el inicio del juego, en el Keno los jugadores pueden controlar cuánto apuestan en cada número seleccionado. A continuación se sortean 20 números aleatoriamente y el jugador obtiene premio en base al número de coincidencias entre su apuesta y los números que han aparecido en el sorteo.

Cuando el hombre entregó a la trabajadora del bar el boleto con los números que había elegido para apostar, ella le preguntó sobre el alto costo. “Ella dijo, ‘Esto cuesta $40. ¿Quieres mantenerlo?’”, contó el jubilado a los funcionarios de la lotería. “Dije, ‘Adelante’. Siempre me quedo con mis boletos de error”, señaló el afortunado, quien explicó que esta decisión se debe a que teme que si rechaza un boleto por error, sus números aparecerán en la pantalla.

bolillero

Una vez que el hombre compró su boleto, se sentó a ver cómo se desarrollaba el juego y sus números empezaron a aparecer en el monitor. “Me dije a mí mismo, ‘Oh, Dios mío, tengo nueve de diez,’”, exclamó el hombre a los funcionarios de la lotería. “Decía $32,000. Dije, ‘Oh, Dios mío, tengo que mirarlo dos veces.’”, agregó.

Ante la estupefacción, el jubilado revisó su boleto una vez más y, efectivamente, había ganado el premio más grande de Keno de su vida. Luego, el hombre guardó discretamente el boleto ganador en su billetera y se fue a casa, donde lo firmó y lo guardó en un lugar seguro hasta que pudo reclamar su premio.

Respecto al premio, el ganador le dijo a los funcionarios de la lotería que planea depositar su nueva fortuna en el banco.

 

Te puede interesar
Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email