Marco Ruben le dio a su nombre la mejor acepción que tiene: gol

Marco Ruben ingresó a la mitad del complemento y en la única clara que tuvo anotó el gol del empate ante Lanús de zurda. Un regreso de manual y para enmarcar.

Deportes 02/06/2024 Claudia Claudia
80204130jpeg

Marco Ruben, el Gigante de Arroyito, y los hinchas, una conjunción perfecta. Y si hay un gol suyo en el medio qué decir. Sólo de esa forma se entiende la locura en ese final tenso, al que el 9 le puso gol, calma e ilusión. Si Ruben, Russo, Belloso o el hincha que fuere hubiese imaginado una situación especial para este partido sólo le hubiese modificado el resultado, pero el empate igual serviría como un cuento del Negro Fontanarrosa. Esa imagen de Ruben en cancha es algo que vuelve a tornarse habitual, cuando nadie lo imaginaba. Aquel 7 de mayo de 2022 quedó tan lejano que no había alguien que pudiera pensar que en Arroyito se iba a volver a vivir lo que vivió este 2 de junio de 2024. Sí, tras dos años y 26 días el goleador histórico y máximo ídolo del pueblo canalla apareció con los cortos puestos y la 9 en la espalda (fue guardada especialmente, incluso antes de presentar la lista de buena fe para la Copa Libertadores) para protagonizar el primero de varios capítulos (nadie sabe por cuánto tiempo más) en esta relación de amor eterno. Es que sólo a partir del amor, el cariño y el respeto se puede entender esta simbiosis entre la gente de Central y su gran ídolo, el nuevamente futbolista canalla, con el club de sus amores. A 48 horas de ser presentado oficialmente como refuerzo y algunas horas menos de ser habilitado, Ruben quedó a disposición de Miguel Ángel Russo y en un abrir y cerrar de ojos jugó su primer partido tras el regreso. A los 22’ del segundo tiempo el DT canalla miró hacia su derecha, llamó a Ruben (también a Lautaro Giaccone) y en cuestión de segundos el momento más esperado de la tarde. Ovación gigante hacia un futbolista que ya consiguió demasiado en su club, pero quiere algo más.

Cada vuelta de Ruben tuvo un sabor especial, pero esta sin dudas mucho más. Se trata de la quinta etapa del jugador en el club de Arroyito, la del inicio, la de la vuelta para jugar en el equipo del Chacho Coudet, el regreso tras el préstamo de Athletico Paranaense, el retorno tras varios meses de inactividad en plena pandemia y esta, después de más de dos largos años de aquel retiro formal y a todas luces, convirtiendo un gol, ante Estudiantes.

Tal fue la implicancia de este regreso que su sola presencia menguó de una manera increíble la eliminación en Copa Libertadores que el equipo de Russo venía de sufrir el pasado martes en Montevideo, frente a Peñarol. A los hinchas les dolió en el alma el no poder avanzar a los octavos de final, pero encontraron en este domingo 2 de junio un motivo incalculable desde lo emocional para asistir al Gigante: había que venir a ver en acción, una vez más, a Marco Ruben. Señores, la vigencia del goleador está. Lo demostró con esa zurda endiablada a cinco del final, para atesorar al menos un punto.

Estalló el Gigante cuando Russo lo mandó a llamar. Ingresó por Agustín Módica y puso manos a la obra, fue a hacer lo suyo en la medida que pudiera claro.
Una de las primeras la defendió bien con el cuerpo y limpió la jugada. Aplausos de inmediato. Y después fue al mismo barullo que el resto, inclusive en esa carga sobre Aguerre tras el cabezazo de Mallo.

Pero era cuestión de ponerle una pelota más o menos clara para saber en qué condiciones futbolísticas estaba. Lo hizo Giaccone en el tercer minuto de adición de ese complemento con casi nada de ritmo y Ruben se perfiló, giró y sacó un zurdazo seco, contra el palo derecho de Aguerre.

Milésimas de intriga porque no se sabía si la pelota había ingresado, pero él más que nadie sabía lo que había hecho, por eso la corrida para el festejo, corto por cierto, porque había que volver al campo propio para que la reanudación sea lo más rápido posible.

Marco Ruben en Central tiene infinidad de acepciones y una de ellas es “gol”. Entonces, que decir de este nuevo redebut, a los 37 años. Gol que sirvió para sumar. Gol de impacto.

Gol de Marco Ruben.

Te puede interesar
Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email