Tarifas: una ayuda para comprender qué es lo importante en Santa Fe

Los santafesinos son habitualmente confundidos por noticias difundidas a nivel nacional, porque lo que sucede a porteños y bonaerenses se presenta como relevante para todo el país. ¿Qué se discute en Buenos Aires y qué impactos tendrá aquí?

16/01/2024 Claudia Claudia
uZHXlOXzK_1300x655__2

Producto de la audiencia pública de Enargás realizada el 8 y 9 de enero, en las últimas dos semanas ese combustible ocupó el centro de la escena informativa en la discusión de las tarifas. Pero hay más, a fin de mes será el tuno de la energía eléctrica y el 29 de enero se discutirá el valor del megavatio en nivel mayorista que impactará en las facturas de la Epe en Santa Fe.

Como se verá más abajo, también será clave lo que ocurra con el valor del gas para las petroleras, ya que en el mejor de los escenarios cubren como mínimo el 45% de la generación de energía eléctrica y han llegado a representar hasta el 60%. Un primer dato: el gobierno nacional les concedió a la nafta y el gasoil precios que cada vez se acercan más a los del mercado internacional medido en dólares; si sucede algo así con el gas natural y aunque sea por etapas, como se ha prometido desde la Secretaría de Energía de la Nación, el precio del megavtio también tendrá ese caro componente.

Entonces, lo que defina el gobierno nacional sobre el mercado eléctrico mayorista tendrá como base lo que antes haga con el gas que se quema para producir electricidad.

La sigla M BTU

Más allá del crecimiento de fuentes limpias como las energías renovables y la nuclear, el clima es decisivo para la otra gran fuente de generación: las hidroeléctricas, que producen los kilovatios más económicos. Tanto las estatales sobre el sistema fluvial del Litoral como las privadas y públicas de cuencas junto a la Cordillera de los Andes. Buenas nevadas y caudales generosos en el alto Paraná significan energía eléctrica más económica.

Ante sequías o paradas programadas de las centrales nucleares, la generación de electricidad por vapor producido al quemar gas se define bajo una sigla M BTU, el millón de unidades térmicas británicas o British Thermal Unit, la cantidad de calor necesaria para elevar en un grado Fahrenheit la temperatura de una libra de agua.
El gobierno todavía no ha dicho cuánto costará el M BTU por lo que la discusión de las tarifas de la distribución y el transporte representan apenas una porción mucho menor de lo que pagarán los usuarios finales, y por supuesto, de cuánto aumentará el GNC, el principal combustible para el transporte de pasajeros de taxis y remises, y de mercaderías livianas y alimentos en las ciudades.

La concesionaria para la provincia de Santa Fe y el norte del Gran Buenos Aires indicó el 8 de enero que en las boletas que llegan a los hogares el precio del gas, lo que se usa para pagar a las petroleras, es el 65 %, otro 16% es para el transporte y la distribución significa un 19 %. Del primer asunto, el Estado hoy paga "dos tercios del costo del suministro del gas actual", según el secretario de Energía de la Nación, Eduardo Rodríguez Chirillo.

Duro invierno

Su propuesta es lo que el funcionario llama "el traslado gradual total" de esas cargas desde el Estado a los usuarios "en función del precio que resulta del tipo de cambio", de la siguiente manera: "33% desde el 1º de febrero de 2024; 33% desde el 1º de marzo; y 33% desde el 1.º de abril". Dicho crudamente, el gobierno quiere que los usuarios paguen esos dos tercios para el otoño y el invierno próximos.

En las dos primeras semanas de enero, la discusión pública de tarifas de los sectores del transporte y la distribución involucraron cifras que para los santafesinos son importantes y anticipan en pocas palabras que se duplicarán y hasta triplicarán los valores (ciertamente bajísimos) de las tarifas finales para los usuarios residenciales del mapa de la bota. Las concesiones, regulaciones y las políticas energéticas de todo el sector gasífero son nacionales.

En pocas palabras: restan las decisiones finales sobre el aumento tarifario por parte de las autoridades nacionales sobre el costo del gas, que ya han anticipado un fuerte recorte sobre los subsidios al gas natural que hoy llega a los usuarios con ingresos altos (N1), medios (N3) y bajos (N2). Ahora se sumarán (habrá que ver cómo) los ingresos de los convivientes por hogar para establecer si una vivienda merece o no ayudas nacionales. Se llegará solo a situaciones de "vulnerabilidad", es la definición de la Casa Rosada. En el caso de Santa Fe, en el primer grupo está el 43%; en el segundo el 25% y en el tercero el 32%.

Megavatios, 29 de enero

La Empresa Provincial de la Energía, con su conducción actual, decidió sólo tomar en parte el aumento de tarifas atrasadas de 2023 que pudo haber actualizado sin celebrar otra audiencia pública. Fue del 10% la suba por una "cláusula gatillo" que se dispara con la inflación que, por sus niveles récord, pudo haber llegado hasta un 20%. Seguramente, una decisión política más que técnica morigeró el impacto de la suba en distribución a la espera de lo que hagan las nuevas autoridades nacionales.

La pregunta es ¿Cuánto costará a la Epe el megavatio que luego distribuye y cobra a los usuarios finales santafesinos? Un nuevo precio estacional de la energía eléctrica buscará reflejar el costo real de la generación, encarecido después de la devaluación, ya que en un 80% está atado al valor del dólar oficial. Todo el sistema eléctrico requiere equipos que se importan o producen en el país atado al billete verde.

Un nuevo precio estacional de la energía eléctrica buscará reflejar el costo real de la generación, encarecido después de la devaluación ya que en un 80% está atado al valor del dólar oficial. Todo el sistema eléctrico requiere equipos que se importan o producen en el país atados al billete verde.

Mientras tanto, cabe recordar que ya están divididos en tres grupos o "niveles", según el término usado por la segmentación de la demanda.
N1: los hogares sin subsidios representan el 33,2% de los clientes de la compañía estatal santafesina. Se trata de los sectores de mayor nivel de ingresos que en mayo de este año cumplirán un año sin ayudas oficiales para pagar sus consumos eléctricos.
N2: bajo esa sigla se encuentra la franja más amplia de la población, el 50,5% de los usuarios residenciales de la Epe tiene los más bajos ingresos de la segmentación y cuenta con el mayor nivel de subsidios. En verano, por tratarse de una zona cálida (según un decreto del gobierno nacional anterior aún vigente) se les subsidian los primeros 600 kilovatios por hora de cada mes.
N3: los minoritarios sectores medios son apenas 15% de los usuarios residenciales de la EPE, y mantienen el subsidio menor para el mismo margen de consumos que el N2, con idéntico límite para los primeros 600 kw/h por mes en los subsidios nacionales vigentes.
Por estos días la TV nacional, las radios de Capital Federal y la prensa escrita abundarán sobre la discusión tarifaria de la distribución en el mercado eléctrico que tiene la demanda más concentrada del país, el Área Metropolitana de Buenos Aires, el Amba, que suma al gran Buenos Aires y la capital federal. La audiencia pública del viernes 26 de enero importa solo a porteños y bonaerenses del Conurbano, no en el interior del país. Referirá a la retribución para las empresas privadas Edenor y Edesur, subsidiadas por el conjunto de los argentinos por tratarse de concesiones nacionales (al igual que el servicio de agua potable y cloacas provisto por la estatal Aysa).

Nada curiosamente, tanto el gobierno de Cristina Kirchner, como el de Mauricio Macri y el de Alberto Fernández luego se las ingeniaron para fracasar en el siempre anunciado propósito de transferir a las jurisdicciones de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y esa Provincia la concesión de los servicios públicos en manos de la Nación. Se llegó incluso a formar un ente de ambas jurisdicciones, pero ya se lo desintegró con la excusa de la pandemia y no se avanzó en el paso final.
A los santafesinos y a todas las provincias (también a los bonaerenses fuera del Conurbano) les debe interesar qué ocurrirá en otra audiencia pública, la del lunes siguiente, del 29 de enero. Allí se tratará la adecuación tarifaria del transporte de energía eléctrica (las empresas que llevan los megavatios en alta tensión por líneas en todo el país) y la parte del león: el precio del megavatio.
Las facturas eléctricas tienen 3 componentes, similares a los de la boleta del gas, el precio de la electricidad lo determina la Secretaría de Energía de Nación, la tarifa del transporte el Ente Nacional Regulador de la Energía Eléctrica (Enre), pero la diferencia se da en que el tarifa de distribución para los kilovatios se fija en cada provincia, no está centralizada a nivel nacional como en gas.

Rodríguez Chirillo ha anticipado que el gobierno de Javier Milei buscará en cuestión de meses "limitar los subsidios solamente a los sectores más vulnerables y estableciendo volúmenes máximos de energéticos subsidiados", mediante una "Canasta Energética Básica, por zona bioclimática", es decir según su temperatura.

Lo más visto
IMG-20240223-WA0005

Incendio de vivienda

Claudia
Locales 23/02/2024

SAN LORENZO: El mismo ocurrió en las primeras horas de la madrugada de hoy en calle Poucel al 2200

WhatsApp Image 2024-02-23 at 08.41.13

Averiguación de paradero

Claudia
Policiales 23/02/2024

CAPITÁN BERMÚDEZ: El mismo fue visto por última vez en una parada de colectivo ubicada en Av. San Martín y calle Florida.

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email